ni nunca, ni siempre, ni nada, ni todo

Cuantas veces he dicho YO NUNCA usare lejía.

Odiaba el olor de las manos de mi madre, cuando me desenredaba el pelo y acababa de usar ese producto. Recuerdo que estaba sentada con las piernas colgando y la nariz tapada mientras mi madre, intentaba deshacer los nudos de mi melena.

Se me hacia eterno.

Y esto no es nada, un mal menor, aunque su olor evocador a traspasado los años y mi infancia, una pequeña e insignificante  muestra del YO NUNCA.

Bajo la bandera de la integridad y la honestidad también grite a los cuatro vientos y a todos los que me escuchaban YO SIEMPRE , yo siempre diré la verdad.

 

!!ERROR !!

La vida te trae situaciones en las que tienes que proteger a los que quieres ,una de las formas con las que lo hacemos es camuflando  lo que sucede, intentando no moquear con la dura realidad a tus seres amados.Suavizando, dando una vuelta al momento, a las palabras, en realidad amortiguando el sufrimiento a los que queremos .

 

Ni NADA, NI TODO, hacerse mayor es vivir con el cambio de que las verdades absolutas son las menos verdades. Que todo tiene colores, matices, brillos,esquinas,dobleces, puntas y puntillas, que nos ayuda a ver que es imposible ser un tronco de mármol, pusilánime, que no se tambalea.

Imposible para mi, ser un ser de puños de acero ,palabras exactas y semblante firme.

No soy tan fiel a mis ideas, creo que estas se  rancian y nos hacen volvernos demagogos y oradores de discursos antiguos, vacíos de significado, como si de una oración sin fe se tratara, si creo en mis valores, esos si, ser siempre recto y perfecto, además de aburrido y exigente me parece imposible, para una mente voluminosa y plástica como la mía , que en los mismos cinco minutos, piensa mil cosas importantes o no.

El contacto con los demás nos hace ser más empáticos, conocer sus mundos, sus pensamientos sus realidades. Abrazar los problemas y alegrías del otro, con cierta distancia pero entendiendo lo que le sucede, lo que andan sus zapatos.

La conclusión podría ser que pocas cosas tengo claras…que las grandes decisiones están llenas de sangre, ya que las saco de mi corazón y  lo que me resuena allí, es siempre la verdad o la verdad que yo necesito.

El  eco de mi cerebro y las vibraciones de mi corazón, son señas de mi identidad.

Respecto a las palabras  y lo que ocurre cada día ,tiene que ver más con la actitud de un momento y con los rasgos sin pulir de mi carácter que con lo que soy en profundidad, ya que el grupo , las relaciones , los juicios, los esquemas y demás, a veces hacen que nos perdamos y nos olvidemos de mirar lo que llueve dentro de nosotros.

La experiencia muchas veces no es sinónimo de sabiduría, sino de caer una y otra vez en lo que ya sabemos , mi salvación pasa por volver a los mantras que siempre me  funcionan, bueno ,a veces me funcionan, aceptarse, aceptar,perdonar, perdonarse, vivir en paz y dar amor.

Sencillo pero complejo, nunca pero siempre , rápido pero lento.

Como la vida llena de antagonistas sinónimos y antónimos.

¿ Me cuentas algún ,YO NUNCA tuyo?

Un comentario sobre “ni nunca, ni siempre, ni nada, ni todo

  1. Yo nunca caeré en el egoísmo de la sociedad, el que recibo si yo te doy?, el primero yo y después los demás.
    Error!!!!
    Al final no se como ni por que razón e acabado en sus garras, intento ser lo más desinteresado posible, lo más……. Como diría? 🤔 honesto? Pero es difícil la mayoría de los humanos actúan por interés propio o de terceros.
    Una lástima el perder el hábito de el dar sin esperar a cambio.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s